Albañiles, los felicitamos y reconocemos en su día


albañiles

Los trabajadores de la construcción hoy están de fiesta. Los albañiles hoy festejan la Santa Cruz en medio de una de las crisis más difíciles en su trabajo por la pandemia.

La detención de actividades económicas frenó en seco las construcciones, afectándolos directamente. Y esperamos estas restricciones se puedan levantar pronto para que mejoren sus condiciones.

Que no se te pase: Día del niño: un ejercicio de nostalgia

Mientras eso pasa, hacemos en este humilde texto, un noble homenaje a los albañiles que se la rajan chambeando con todo bajo el sol.

Y es que ser albañil no es fácil. Pese a que tradicionalmente es un oficio muy discriminado y etiquetado como para un sector de la población marginado, requiere muchas habilidades.

Una de ellas son las matemáticas. Odiadas por muchos, repudiadas por la mayoría, necesitan tener cálculos dignos de un maestro, pero que no sea de la CNTE, porque se caerían todos los puentes y las casas.

Otra de las grandes habilidades requeridas es la física, obviamente. No cualquiera se avienta uno o dos bultos en la espalda, incluyendo a los muchachos fitness.

Imaginar como niño para tener la idea de qué se construye es fundamental para los albañiles. Sus construcciones nacen en sus mentes.

Tienen un corazón ecológico. No hay albañil que se respeta que no haya aportado al planeta reciclando la mochila que su hija usó en prescolar.

Los queremos, necesitamos y reconocemos. Ojalá saquen las chelitas el viernes… Y nos seguimos para festejar a las mamás.


Comments

comments