Cocinar no es lo mío ¡Ya llévame, diosito!


cocinar

Dice un viejo refrán que cocinar es como el amor: todos pueden hacerlo, pero pocos lo hacen rico.

Desafortunadamente, la cocina y yo nacimos peleados. No nos podemos ver, el odio entre ambos es profundo duro. Parecido al de ingleses o escoceses, o irlandeses y escoceses o escoceses y escoceses.

cocinar

El punto es que cocinar no es mi fuerte. Comer sí, pero ese tema lo abordamos hace un tiempo.

Que no se te pase: Taco, te amamos y festejamos tu día con memes

Cocinar es un arte que se perfecciona con la práctica, por lo que no debería ser tan frustrante el no tener tanta habilidad en un inicio. El problema es cuando ya tienes tiempo intentando y sigues quemando las maruchan o el arroz queda peor que la primera vez que lo hiciste.

cocinar

También podemos definir este arte como una ciencia. Química, para ser más precisos. Recordemos a Walter White en Breaking Bad para retomar esta analogía. Su meta es tan pura no sólo por la pasión que le pone, sino por el conocimiento dela química que tenía.

Entonces, para cocinar debemos saber de temperaturas, de recipientes, de cantidades, de sabores y olores. En fin nada sencillo.

cocinar
cocinar

Y si bien para muchos es terapéutico cocinar, para otros no tiene el mismo beneficio. Tal vez debo buscar otras maneras de controlar la ansiedad.

cocinar

Muchos dirán que cocinar es sólo seguir instrucciones, pero la mayoría no lee los instructivos. Eso explica muchos de nuestros problemas culturales y al momento de preparar alimentos.

cocinar

Mi falta de talento culinario no me impedirá seguir intentando hacerme un buen huevito con jamón bien hecho. Ni mucho menos de seguir disfrutando la comida. ¡Buen provecho!


Comments

comments